Teléfono móvil 678 470 971
  • LinkedIn
  • Suscribete a mi RSS

17 de Febrero Día Mundial de la Motricidad Orofacial – ¿Qué es la Terapia Miofuncional?

Feb 17, 2017   //   by Natalia Redondo   //   Logopedia  //  Sin comentarios

En honor a este día de hoy, en el que los Logopedas intentamos dar conocimiento sobre lo qué es la Motricidad Orofacial, posibles alteraciones, tratamientos, etc. voy a hablaros un poquito de una terapia muy utilizada en nuestro sector, con la que se consiguen grandes logros y avances y en la actualmente cada vez más Logopedas utilizamos a diario en nuestras sesiones, para obtener mejoras en la motricidad orofacial y funciones de los órganos bucofonatorios.

¿Qué es la Terapia Miofuncional?

De acuerdo a Meyer,L.A. (2004) citada en Abello y cols. (2005), la Terapia Miofuncional (TMF) se define como : “El conjunto de procedimientos y técnicas utilizados para la corrección del desequilibrio muscular orofacial, la creación de nuevos patrones musculares en la deglución, respiración y la articulación de la palabra, la reducción de hábitos nocivos y el mejoramiento de la estética del paciente”.

Su base de trabajo es el sistema bucomaxilofacial, que se encarga de funciones vitales como la respiración, succión, deglución, masticación y el habla; y otras múltiples como bostezar, llorar, vomitar, etc.

Campos de intervención de la Terapia Miofuncional:

  • Malformaciones faciales y/o craneofaciales como fisuras labiopalatinas, síndromes congénitos.
  • Discapacidades cognitivas, como el Síndrome de Down (SD).
  • Parálisis cerebral infantil (PCI). En estos casos la TMF temprana es necesaria de cara a conseguir patrones de masticación, deglución y respiración que consigan que la alimentación, y a su vez el habla, sean lo menos patológicas posible.
  • Secuelas de ACV y TCE (con implicación de las estructuras bucofaciales).
  • Trastornos degenerativos y de origen neurológico. (EM, ELA, Parkinson, parálisis faciales, afectación de pares craneales).
  • Postoperatorios linguales, laríngeos, o maxilofaciales.
  • Alteraciones en la voz.
  • Alteraciones del habla.
  • Alteraciones de la deglución en niños y adultos.
  • En general en cualquier trastorno, síndrome, traumatismo y /o enfermedad en el que la funcionalidad de la musculatura orofacial esté comprometida.

La intervención puede ser activa, con participación voluntaria del paciente, o pasiva sin ella. Esta reeducación se basa principalmente en la ejercitación específica, mediante praxias, masajes, estimulación mecánica, control postural, etc. Tiene como finalidad conseguir un equilibrio muscular orofacial que permita realizar adecuados patrones neuromotores de comportamiento del sistema orofacial.

Objetivos de la Terapia Miofuncional (TMF)

  • Explorar y valorar las alteraciones que pueden aparecer, tanto a nivel estructural como funcional, respecto a la respiración, habla, masticación y deglución.
  • Hacer un diagnóstico miofuncional, definiendo además las alteraciones estructurales y funcionales que se observen desde un punto de vista cualitativo.
  • Diseñar el plan de intervención individualizado para cada caso, que consistirá en ejecución de ejercicios, supresión de hábitos y toma de conciencia de los nuevos patrones adquiridos. El tratamiento se diseñará teniendo en cuenta el nivel cognitivo del paciente.
  • Coordinar la intervención miofuncional con otros profesionales como pueden ser el fisioterapeuta, médico rehabilitador, etc. decidiendo la manera de intervenir y valorando conjuntamente la evolución del caso.

La Terapia Miofuncional implica un trabajo interdisciplinar con otros profesionales como estomatólogos, pediatras, cirujanos maxilofaciales, foniatras, otorrinos, fisioterapeutas, neurólogos y también psicólogos, educadores y psicopedagogos.

¿Qué personas son susceptibles de una Terapia Miofuncional?

La Terapia Miofuncional es aplicable a muchas patologías, en definitiva a todas aquellas que presenten desajustes en los órganos orofaciales que dificultan la masticación, respiración, deglución articulación y fonación.

En los trastornos de la deglución tiene una gran aplicación ya que la lengua desempeña un papel muy importante en la fisiología deglutoria y en el desarrollo del habla y el lenguaje.

¿Qué pretende conseguir?

Enseñar nuevos modelos o patrones neuromotores de comportamiento esquelético y muscular que puedan llegar a ser generalizados, equilibrando y/o compensando las estructuras óseas comprometidas.

Del mismo modo corregir las musculaturas orofaciales y peribucales. corregir el modo incorrecto de respiración tanto en modelo como en vías y fases. Y con todo ello también ayudamos a modificar y mejorar la estética del paciente.

 ¿Qué tipo de ejercicios se hacen en la Terapia Miofuncional?

  • Ejercicios para aumentar la tonicidad de la musculatura peribucal.
  • Ejercicios para aumentar la tonicidad lingual.
  • Ejercicios de praxias linguales con el fin de controlar la hipotonía lingual, logrando el afinamiento de la lengua, la elevación de esta al paladar, colocar la postura correcta para la deglución. Trabajar el control y tono lingual con ejercicios de la mitad de la lengua.
  • Ejercicios de praxias labiales con el fin de controlar la hipotonía labial, logrando el alargamiento del labio superior, apoyándonos con los dientes de la arcada inferior para sujetar el labio superior.
  • Masaje labial con el fin de conseguir mayor flexibilidad y relajar la musculatura.
  • Ejercicios para aumentar el tono muscular de los maseteros.
  • Ejercicios de tensión y distensión del mentón. Relajando el labio inferior y procurando eliminar la hipertensión del mentoniano.
  • Ejercicios deglutorios con agua para ver si la lengua se coloca correctamente en el paladar.
  • Ejercicios para el sellado labial.
  • Ejercicios para aumentar y controlar los músculos bucinadores.
  • Ejercicios respiratorios.

 

Creado por: NATALIA REDONDO LÓPEZ

NºCol. 28/0121

LOGOPEDIA ARANJUEZ

Bibliografía:

  • Máster Terapia Miofuncional. ISEP 2016/2017.
  • Colegio Oficial de Logopedas de Madrid.
  • Experiencia profesional.

Leave a comment

*